Ollinia blog

Biografías, historias, textos y lecturas.

Algo sobre el deber ser jurídico.

gerardomorah

I

Este estudio es especulativo y se han realizado ciertas modificaciones.

En lugar del ser, hablaremos de seres, de tipo humano, es decir, seres humanos.

En vez de deber ser, diremos deber hacer de los seres humanos.

El deber, consistirá en la conducta socialmente esperada.

El hacer, se referirá a la realización, ejecución o acción de algo.

El deber hacer, es un concepto formal (abstracto) de contenido de la norma preceptiva jurídica y contiene la hipótesis, presupuesto jurídico o conducta humana esperada por la colectividad específica atendiendo a un nivel de conciencia madura y generalizada.

No aspira a la comprensión de valores que no todos entienden, ni a fundamentarse en el temor a la sanción; sino a algo más pragmático como la conciencia, a “darse cuenta” de las conductas apropiadas para la convivencia en sociedad.

La conciencia no se limita al aspecto racional, sino que comprende el sentimiento, la equidad, la piedad; lo que lleva a lo razonable ponderado.

Ejemplos de deber hacer:

Debes respetar la vida de los demás.

Debes respetar la libertad de los demás.

Debes respetar los bienes de los demás.

Debes respetar las instituciones colectivas.

Debes respetar la democracia colectiva.

Que serían más o menos las normas usuales de variadas teorías de derecho natural.

II

El Lenguaje de la conciencia son los pensamientos, y estos se expresan a través de palabras de manera preponderante. Con las palabras se generan discursos articulados a través de argumentaciones, compuestas de proposiciones relativamente lógicas. Cómo no hay ni una razón, ni lógica, ni sentimiento, ni equidad, ni piedad; común entre todos los seres humanos, se debe recurrir a un punto medio entre los distintos discursos, para llegar a formular esa conciencia madura y generalizada.

III

El planteamiento del deber ser suena metafísico o determinista, y entraña una obligación inmanente. En cambio el deber hacer suena obligatorio pero en un sentido propio o personal o particular , es relativo al contexto social, es igualmente vinculativo pero ya no por una pura estructura formal de poder estatal mediante el procedimiento legislativo.

La validez formal de la norma preceptiva jurídica deviene de cómo se elabora y quién la elabora; la validez material de la norma preceptiva jurídica deriva de la interpretación a través de la jurisprudencia, se trata de la norma aplicada al caso concreto vivo.

Hay una validez más, de tipo subjetivo, la que cada ciudadano reconoce en el precepto por considerarla correcta, apropiada, cierta, verdadera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: