Ollinia

Biografías, historias, textos y lecturas.

El ajedrez, Ikram Antaki.

Síntesis: gerardomorah

Este juego atravesó varias etapas, la hindú, la Árabe, la medieval, etc.

Stefan Zweig, en “El jugador de ajedrez” expresa que es el único juego que escapa al azar, depende de la inteligencia, es una arquitectura sin materia, un arte sin obra, un pensamiento que no llena nada, una matemática que no deja nada. Que afina el espíritu y anima el alma.

Fue el primero de los juegos de guerra.

En 1694 en Europa, Tomas Hyde establece el origen hindú del juego.

Chaturanga significa cuatro miembros o cuatro divisiones. Era jugada por cuatro personas. Cada una cuenta con ocho piezas, un Rajá, príncipe de la guerra, un elefante de combate, un jinete, un carro de guerra y cuatro soldados de infantería. El diagrama es de un  solo color con sesenta y cuatro cuadrados o casas. Reflejaba las luchas fratricidas en la India.

En el año 600 a. C., transformaron el juego, el ocho es un número sagrado, 64, 18, 444, 746, 073, 709,  551, 615.

Una de las reglas de guerra es cuidar la retaguardia. Lo más importante puede ser perdido si lo más débil no está protegido. Los Rajás son el blanco y los menos dinámicos.

A finales del S. VI llega a Persia, ya no se usan los dados, y sólo hay dos jugadores, se crean reglas nuevas y se fija el canon del ajedrez, se exaltan las virtudes patrióticas. Se llama Shatranj. Las piezas eran el Rey, el visir, el elefante, el caballo, la torre, los peones.

Llega el juego a China. La dinastía Tang le modifica cambiando al rey por un general, dividen el tablero en dos secciones, dos piezas nuevas son los cañones, hay una sección intermedia en el tablero.

Luego llega al Japón, a Siberia donde la juegan los nómadas, llega a Birmania, a Sumatra. La conocen los beduinos. Es la etapa asiática.

Inicia la etapa medieval. Llegan los Árabes y sitian Constantinopla. Establecen mientras que no se juegue con dados ni dinero. Los orfebres crean piezas simbólicas pues las representaciones son rechazadas. Pasan el estrecho de Gibraltar en diez años (aún no se llama de esa manera el estrecho). En el 732 son detenidos los musulmanes en Europa, pero no el ajedrez. 

En Bagdad se organizan justas de ajedrez, se juega a la ciega, se crean los sistemas de notación de las jugadas, la descriptiva y la algebraica. 

Los expertos crean tratados de teorías, analizan partidas. Uno de esos tratados fue: 

“La elegancia del ajedrez” de Ar-Razi, originario de Anatolia.

Inicia la era en Europa en al año 1000, la expansión se acelera con los bizantinos y romanos. En 1061 un Cardenal obliga a un Obispo a comulgar por haberse vuelto adicto al ajedrez. En 1189, los caballeros regresan de Tierra Santa, pero como dejaron en los castillos a las mujeres, las castellanas se metieron al juego.

La paz árabe introduce prosperidad, oro, marfil, los juegos. El ajedrez es lento.

Los lombardos cambian algunas reglas del juego.

En España, Alfonso X, el  sabio encarga la elaboración de: “El Libro de los juegos, o Libro del ajedrez, dados y tablas.

En la segunda mitad del siglo XIII, el monje Jacobo de Cessolis publicó los sermones “Libro de las costumbres de los hombres y deberes de los nobles o el Libro de Ajedrez”), una obra que se hizo muy popular, siendo traducida a varios idiomas.

Llegan las cartas y la lotería china. En 1475, los teóricos españoles crean nuevas reglas, la diferencia con el que trajeron los musulmanes es la incorporación de la dama, que da un gran dinamismo al juego porque es la pieza más potente, otra regla es la de que el peón se promueve en Reyna. Luis Ramírez Lucena, fue un ajedrecista español del siglo XVI. Escribió el tratado de ajedrez impreso más antiguo que se conserva, “Repetición de amores y arte de ajedrez”, publicado en Salamanca en 1497, por primera vez aparecían unificadas todas las reglas del ajedrez, que son con las que se juega actualmente. 

En 1512 se publica, en Roma, un libro que divulgaba la gran reforma del ajedrez gestada en Valencia en el último cuarto del siglo XV, elaborado por Pedro  Damiano. El libro tendrá un gran éxito editorial a lo largo de del siglo XVI. Expone un método para memorizar los escaques y jugar a la ciega. Expone que ningún golpe debe ser dado sin un propósito. Menciona el mate del león en cuatro jugadas.

Durante el renacimiento hay decenas de pinturas relacionadas con el ajedrez.

Rodrigo López de Segura, su tratado “Libro de la invención liberal y arte del juego del ajedrez”, publicado en 1561, fue uno de los primeros libros de ajedrez publicados en Europa. Rechaza los preceptos de Damiano.

El rey Felipe II le colmó de honores por su fama en el ajedrez. En 1575, Felipe II invitó a un torneo en su corte y así se reunieron en El Escorial los dos mejores ajedrecistas italianos de su época: Leonardo da Cutri y Paolo Boi,  junto con los españoles Ruy López y Alfonso Cerón, de Granada. Esta prueba es calificada por los historiadores como el primer Torneo Internacional de Maestros y la primera en ser documentada. El Rey prometió 150 escudos a los ganadores, y fueron los italianos los vencedores, pues memorizaban los textos de sus partidas, analizaban sus partidas y preparaban sus jugadas, con métodos empíricos.

Giácomo Greco elaboró la primera enciclopedia de ajedrez, compilando el análisis de 250 partidas completas.

Siglo XVIII, periodo de Francia e Inglaterra. François-André Danican, apodado Philidor, fue un músico y ajedrecista francés, considerado uno de los mejores ajedrecistas del siglo XVIII.

En 1746, en la ciudad de París, derrotó al sirio Philipp Stamma y adquirió los honores de mejor jugador del mundo, también fue un gran teórico: en su tratado “Análisis del juego de ajedrez” (1749), demostró su avanzada concepción del ajedrez para la época. 

Benjamin Franklin en su famoso ensayo “La moral del ajedrez”, publicado en 1786, menciona la circunspección y perseverancia.

1770, un inventor llamado Wolfgang von Kempelen presentó su más reciente creación en la corte de María Teresa I de Austria. Se trataba de un hombre mecánico vestido con una túnica y un turbante que estaba sentado en un gabinete de madera sobre el que había un tablero de ajedrez.

Louis Charles Mahé de la Bourdonnais, en 1836, fundó la primera revista de ajedrez de la historia: Le Palamède,  la que originalmente salía todos los días quince de cada mes.

El torneo de Londres de 1851 está considerado como el primer torneo internacional de ajedrez de la historia. No es que anteriormente no hubiera torneos de rango internacional, pero sí es el primero que nace con la vocación de convocarse regularmente. Lo ganó Anderssen.

Wilhelm Steinitz fue ampliamente reconocido como “campeón mundial” en la década de 1870, pero el primer desafío formal por el título mundial fue el encuentro de 1886 entre Steinitz y Johannes Zukertort. Steinitz termina loco.

Le sucede Lásker, doctor en filosofía y matemático. El juego es un combate entre dos voluntades psíquicas.

En 1897 se realizó el primer torneo femenino de ajedrez en Londres.

En 1921 en la Habana Cuba, Capablanca derrota a Lásker, ganando una bolsa de 25 mil dólares, era un diplomático elegante.

En 1924 surge la FIDE con 14 participantes, crea reglas para los torneos. La Unión Soviética bloqueó a esa organización en sus inicios.

Los maestros soviéticos sobresalen en ajedrez, los volcheviques adoptan el juego. Mijaíl Moiséyevich Botvínnik, Vasili Smyslov, Mijail Tal, Tigrán Petrosián, Boris Spassky dominan la escena.

Surge en E. U. Bobby Fischer, quien se enfrenta contra Boris Spassky, por una bolsa de 250 000.00 dólares, disputado en Reikiavik (Islandia) en 1972, al cual se denominó «encuentro del siglo». Se celebró en plena guerra fría y fue todo un símbolo del enfrentamiento entre las dos superpotencias. El encuentro lo ganó Bobby Fischer.

Anatoli Kárpov se convirtió en campeón en 1975 ante Bobby Fischer quien renunció a defender su título. En 1985 pierde su título de campeón mundial ante Gary Kaspárov.

En 1992, hubo un cisma en la cumbre del ajedrez mundial que creó dos campeonatos del mundo, al separarse Kaspárov de la Federación Internacional.

Es conocido por sus enfrentamientos con computadoras y programas de ajedrez, especialmente tras su derrota en 1997 ante Deep Blue; esta fue la primera vez que una computadora derrotó a un Campeón del mundo en una partida con ritmo de juego de torneo.

El cerebro de los ajedrecistas es fascinante, es geometría pura. Pero en otros campos no son tan brillantes, algo pasa, no son exitosos en todo.

_______

Podcast

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: