Ollinia

Biografías, historias, textos y lecturas.

Cuando la adversidad hace sucumbir al mexicano: “Ni modo”. Óscar de la Borbolla.

gerardomorah

Nos dice Óscar de la Borbolla que, en Cuba en la época de Batista, la expresión: “Sin azúcar no hay país” significaba que eran el mercado cautivo de los E.U., porque este país compraba la tonelada de azúcar al doble de su precio internacional a cambio de que en retribución se le compraran todos sus productos, de tal manera que, si un cubano quería sembrar tomate por ejemplo, sus vecinos iban y le destruían sus sembradíos porque debían vender azúcar y comprar todo a E.U.

La expresión “ni modo” la empleamos cuando habiendo hecho un esfuerzo por conseguir o lograr algo no se cumple por alguna adversidad. Y eso puede deberse a reglas no escritas que sabemos se aplican en nuestra sociedad, como las palancas o compadrazgos en los empleos; amiguismos, complicidades, en cargos públicos; se meten a robar en la casa, se va a la Fiscalía a denunciar, pero sabemos que no van a agarrar a nadie o  va a salir de la cárcel en unos días.

Vivimos acostumbrados al fracaso y a la derrota y la forma de expresarlo como consuelo es “ni modo”.

Si sólo fuera una expresión individual de frustración y de dar vuelta a la hoja, no sería grave, pero es una expresión y actitud generalizada en la sociedad mexicana, de resignación sin llegar a la caída hasta el fondo; y ello representa una actitud como pueblo de fracasados, incompetentes, incapaces.

Y hay dos caminos para resolver el asunto: la evasión, lo que tal vez justifique el alto grado del alcoholismo, y disminuir el esfuerzo ante el fracaso, hacer las cosas al “ahí se va” y de ser posible, si me fregaron a mí, fregar yo a otro.

El “ni modo” en corrupción ha socavado el Estado de Derecho. Si confiáramos en las leyes y entendiéramos el sentido de las leyes, otra cosa sería.

En “La apología de Sócrates” obra de Platón, en el diálogo con Critón, Sócrates le explica lo que significa el Estado de Derecho, porque Critón le ha facilitado la fuga de la prisión para salvar su vida. Le dice: imagina que las leyes se personificaran y se me presentaran, me dirían “todo lo que has logrado hasta ahora en tu vida y la sociedad,  lo has logrado por las reglas de convivencia garantizadas por el Derecho; y ahora, por salvar tu vida me vas a violar y quebrantar”, y dice Sócrates: “yo no podría violar eso que me ha permitido vivir en paz y desarrollarme y llegar a ser lo que soy”.

La ley está pensada para permitir la convivencia armónica entre los hombres. La construcción legal respaldada por el Estado, nos permite convivir en paz.

En nuestro país ha funcionado tan mal ese Estado de Derecho que vemos con buenos ojos que se haya roto el patrimonio de la violencia.

Dos patrimonios tiene el Estado: la emisión de dinero y la aplicación de la violencia; no podemos hacernos justicia por nuestra propia mano.

La aparición de las autodefensas con Mireles llena un espacio donde el Estado ha fracasado por completo.

Lo ideal sería que el Estado de Derecho lo defendiéramos  todos aun con nuestra propia vida como lo hizo Sócrates.

El ni modo permite que el Estado de Derecho no funcione, porque no nos podemos organizar para que se aplique la ley. Si canalizamos esa indignación en movimientos sociales, en demandas jurídicas, en una sociedad activa; que se quite de encima el maldito “ni modo”, podríamos reclamar nuestros derechos en todas partes. El Derecho terminaría construyéndose y respetándolo y defendiéndolo con nuestra vida.

Para Paco Ignacio Taibo II, hay otra frase que empleamos mucho en nuestro país: “como México no hay dos”, dice que si hubiera otro nos iríamos al otro todos, se trata de un nacionalismo ramplón, y hay un raigambre chauvinista sobre todo cuando se trata de un agresión extranjera.

Para Óscar de la Borbolla, nuestro país está corroído hasta la médula por la corrupción.

Para Paco Ignacio Taibo II, la corrupción es una carretera que corre de arriba hacia abajo. Si es permitida desde arriba florece. La expresión: ” uca uca el que se lo encuentre se lo emboruca”, que tiene que ver con la apropiación de lo ajeno sin preguntar. La frase: “El año de Hidalgo” fue creada por funcionarios públicos. Cárdenas dijo: “las escaleras se barren de arriba a abajo”.

La corrupción es un asalto a la razón, es un insulto, un delito, un pecado, debemos cerrar la pinza y crear funcionarios honestos  y romper el diálogo imposible que no construye sociedad.

Óscar de la Borbolla no cree en el salvaje bueno de Juan Jacobo Rousseau, cree que la corrupción debe barrerse en zig zag y a los lados y por todos lados. Hay que reeducar  a los educadores para romper con la repetición de los mismo hábitos de pensamiento. La naturaleza buena se logra con la educación y los educadores son partícipes de la misma ideología, hay que reeducarlos para cambiarlos y mejorarlos.

Transpiramos la corrupción sin darnos cuenta, está en nuestras formas de pensar, en nuestras conductas.

Paco Ignacio Taibo II, cree en el “sí se puede” y en el pueblo organizado.

 

_____

Otra expresión de desánimo que empleamos es el: “ya que”.

Fuente:

//https://www.youtube.com/watch?v=zfC634K1n_w

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: