Mi Libro de Sexto año, Lengua Nacional, Alegoría de la Patria V.

Por la profesora Carmen Norma.

Cubierta de Jorge González Camarena.

Ilustraciones, dibujos, fotodibujos y fotografías de:

Juan Madrid, Rubén Carmona, Rafael Fernández de Lara, Elvia Gómez Hoyuela, Juan Guzmán, Manuel Montes de Oca, Manuel Romero Ortiz, Felipe Sergio Ortega, Alberto de Trinidad Solís.

1968.

 _____

Parábola del camino.

            La vida es un camino…

Sobre rápido tren va un peregrino

salvando montes; otro va despacio

y a pie; siente la hierba, ve el espacio…

Y ambos siguen idéntico destino.

            A los frívolos ojos del primero

pasa el desfile raudo de las cosas

que se velan y se esfuman. El viajero

segundo bebe el alma de las rosas

y escucha las palabras del sendero.

De noche, el uno duerme en inconsciente

e infecundo sopor; el tren resbala

fácil sobre el talud de la pendiente,

y el viajero no siente

que en la campiña próvida se exhala

un concierto de aromas…

            El  prudente

que marcha a pie, reposa bajo el ala

de un gran ensueño, y trepa por la escala

excelsa de Jacob. Cuando el Oriente

clarea, se echa a andar; pero señala

el sitio aquel en que posó la frente.

            Ambos llegan al término postrero;

mas no sabe el primero

qué vio; qué oyó; su espíritu, desnudo

de toda adoración, se encuentra mudo.

            El otro peregrino

recuerda cada voz, cada celaje,

y guarda los encantos del paisaje.

Y los hombres lo cercan, porque vino

a traer una nueva en su lenguaje

y hay en su acento un hálito divino…

Es como Ulises: hizo un bello viaje

y lo cuenta al final de su destino…

            Porque la vida humana es un camino.

Enrique González Martínez (Mexicano)

VOCABULARIO.

frívolos – irreflexivos, inconstantes, volubles, veleidosos.

raudo – rápido.

sopor – letargo, modorra.

talud – declive.

próvida – propicia, previsora.

escala de Jacob – en un sueño que tuvo el patriarca hebreo Jacob se le apareció una escala que desde la tierra llegaba al cielo.

hálito – soplo, aliento.

Ulises – héroe legendario griego de la Odisea, del poeta ciego Homero que vivió en el siglo IX antes de la era cristiana.

(Páginas 215 a 217)

_____

Carta al lector.

Querido amigo:

            A punto de dejar la escuela y de cerrar mis páginas, hagamos un balance de lo que de mí aprendiste:

¿Habré logrado aficionarte a la lectura? ¿Desperté en ti el deseo de adquirir y ampliar tus conocimientos? ¿Podré aspirar a considerarme propulsor de tus realizaciones futuras?

            Si a estas preguntas contestas afirmativamente, me sentiría complacido; pero aún espero más: estoy seguro de que quedarán imborrables en tu memoria los relatos de las vidas generosas que se entregaron sin reservas al servicio de los demás. También espero que mis lecturas te ayudarán, en un futuro más o menos próximo, a dirigir tus pasos hacia la actividad que mejor convenga a tus propósitos.

            Ya sé que te has convencido, gracias a mis páginas, de que la disciplina es práctica fácil y grata, indispensable para vivir en sociedad; la gratitud, impulsos que te enaltece y habla claro de la nobleza de tus sentimientos; la perseverancia, virtud que perfeccionará el trabajo, el oficio o el arte que te atraiga. En cuanto a la voluntad, tú bien sabes que ella derribará los obstáculos que traten de impedirte el paso.

            Estoy seguro de que mis lecturas te revelaron no sólo la riqueza  material de nuestra patria, sino aquella otra, menos tangible, que nos dejaron nuestros antecesores, riqueza espiritual: nuestra dramática historia , los hechos gloriosos de nuestros héroes, las vidas limpias segadas en flor, nuestras alegrías, nuestros llantos.

            Me siento inmensamente feliz porque sé que tu corazón palpita con fuerza cuando nombramos a la Patria; porque consciente de lo que posees por ser mexicano, estarás dispuesto a trabajar por ella. Serás un elemento activo para mantener el orden, evitar la destrucción del tesoro que nos fue confiado: riquezas naturales y tesoros de incalculable valor que nos legaron los que ofrendaron sus vidas para darnos independencia y libertad.

            ¿Seguramente no olvidarás mis lecciones? ¿Verdad que me tendrás cerca de ti para que te aconseje cuando lo requieras?

            ¿Sabes? El lenguaje tiene algo misterioso. Cuando leemos por segunda vez un libro, descubrimos cosas que no pudimos captar en la primera  lectura. Si lo leemos una y otra vez, el libro nos descubre en cada ocasión nuevas sorpresas.

            Espero que me darás la oportunidad de revelarte mis secretos.

            Hasta la próxima lectura.

Te desea todo bien, tu amigo.

Tu libro de Sexto Año – Lengua Nacional.

(Páginas 232 y 233)

Anuncios

2 comentarios

  1. perlycarmen

    Hola gerardo Morah, amo los libros de texto de la “serie patria” porque con ellos aprendi todo lo que sè, y me recuerdan tanto mi infancia, como me gustaria que publicaras en alegorias de la patria, algunos cuentos, lecturas o poemas del libro de tercer año Lengua Nacional. Muchas Gracias por este sitio. Saludos.

  2. monica

    Hola cómo puedo saber quienes ilustraron los libros de primero a cuarto de primaria en 1960?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: