Apreciación del arte con Julio Cortázar, I de III.

Instrucciones para entender tres pinturas famosas.

Retrato de Enrique VIII de Inglaterra, por HOLBEIN.

Se ha querido ver en este cuadro una cacería de elefantes, un mapa de Rusia, la constelación de la Lira, el retrato de un papa disfrazado de Enrique VIII, una tormenta en el mar de los Sargazos, o ese pólipo dorado que crece en las latitudes de java y que bajo la influencia del limón estornuda levemente y sucumbe con un pequeño soplido.

 Cada una de estas interpretaciones es exacta atendiendo a la configuración general de la pintura, tanto si se la mira en el orden en que está colgada como cabeza abajo o de costado. Las diferencias son reductibles a detalles; queda el centro que es ORO, el número SIETE, la OSTRA observable en las partes sombrero-cordón, con la PERLA-cabeza (centro irradiante de las perlas del traje o país central) y el GRITO general absolutamente verde que brota del conjunto.

 Hágase la sencilla experiencia de ir a Roma y apoyar la mano sobre el corazón del rey, y se comprenderá la génesis del mar. Menos difícil aún es acercarle una vela encendida a la altura de los ojos; entonces se verá que eso no es una cara y que la luna, enceguecida de simultaneidad, corre por un fondo de ruedecillas y cojinetes transparentes, decapitada en el recuerdo de las hagiografías. No yerra aquel que ve en esta petrificación tempestuosa un combate de leopardos.

 Pero también hay lentas dagas de marfil, pajes que se consumen de tedio en largas galerías, y un diálogo sinuoso entre la lepra y las alabardas. El reino del hombre es una página de historial, pero él no lo sabe y juega displicente con guantes y cervatillos. Este hombre que te mira vuelve del infierno; aléjate del cuadro y lo verás sonreír poco a poco, porque está hueco, está relleno de aire, atrás lo sostienen unas manos secas, como una figura de barajas cuando se empieza a levantar el castillo y todo tiembla. Y su moraleja es así: «No hay tercera dimensión, la tierra es Plana, el hombre repta. ¡Aleluya! ».

Quizá sea el diablo quien dice estas cosas, y quizá tú las crees porque te las dice un rey.

Fuente del texto.

_____

 

5enriqueviiideinglaterrrz6.jpg

_____

Enrique VIII (Greenwich, 1491-Westminster, 1547), de la dinastía Tudor, sucedió, en 1509, a su padre Enrique VII. Tras no tener un heredero varón con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, solicitó al papa, Clemente VII, la anulación del matrimonio, petición que le fue negada. El monarca decidió, por esta y otras razones no menos poderosas, romper con la Iglesia católica, disolver su matrimonio y contraer nuevas nupcias con Ana Bolena. La Iglesia de Roma reaccionó con la excomunión, que el monarca resolvió con la Ley de Supremacía de 1534, por la que la Iglesia de Inglaterra se desvinculaba de Roma y se ponía a la cabeza de la misma al rey.

Este retrato, procedente de una colección privada británica, ha sido fechado en la década de 1530. En él se representa a Enrique VIII en una pose casi frontal parecida a la empleada por el artista en varios de sus otros retratos. La cabeza, cuyos ojos no nos miran, está dotada, según Pope-Hennessy, de una solidez y fortaleza casi arquitectónicas. Este cuadro ha sido relacionado con un fresco pintado para una estancia, de acceso restringido, del palacio de Whitehall, destruido en 1698. La composición de ese fresco se conoce a través de una copia realizada por Remigius Leemput y del cartón original, que se conserva en la National Portrait Gallery de Londres. En estas dos representaciones, en las que el monarca está de cuerpo entero, el rostro del rey se repite tal y como aparece en nuestro óleo, girado hacia el frente, mientras el cuerpo permanece ligeramente ladeado. El monarca viste con riqueza un atuendo similar al que lleva en este retrato, repitiendo el sombrero pero portando, además del espléndido medallón, un generoso collar sobre el pecho. En la composición de Remigius Leemput, donde se representa a la dinastía Tudor, Enrique VIII está acompañado por Enrique VII, Elizabeth de York y Jane Seymour.

Los numerosos dibujos realizados por Holbein de sus clientes, que aparecen calcados de forma sistemática en los cuadros que han llegado hasta nosotros, han llevado a pensar que el primer contacto entre el maestro y sus modelos se realizaría a través del dibujo que posteriormente el pintor trasladaba, ya en su estudio, a otro soporte. En sus retratos, fuertemente lineales y de los que éste es un excepcional ejemplo, los elementos de los que se sirve Holbein para determinar la personalidad del retratado son, esencialmente, la postura y las manos. En este caso, la frontalidad, el distanciamiento y el hieratismo con que aparece revestido el rey son sintomáticos de la personalidad del monarca, que reunió en su figura los poderes de la Iglesia y del Estado.

 Fuente.

_____

Holbein. Síntesis de su obra

Holbein alcanzó una gran fama gracias a sus retratos realistas de personas y grupos, el detallismo de la piel, el pelo, los ropajes y la ornamentación, así como el talento para representar con exactitud cada una de las diferentes texturas, que no disminuían ni iban en detrimento de las características esenciales y de dignidad de sus retratados. Tal fue el realismo de su obra que su influencia sobrepasó los límites de la pintura. La pintura del Cristo Sepultado causó gran influencia en el escritor ruso Fëdor Dostoyevsky, tanto así que lo inspiró en su novela El Idiota.
Holbein también realizó miniaturas y contribuyó al gran arte renacentista de la pintura sobre vidrio con numerosos dibujos.

 Fuente.

Anuncios

1 comentario

  1. Interesante la apreciacion que nos habeis dejado por aqui, asi que os lo agradezco un montonazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: