Ikram Antaki: las ideas claras y el pesimismo.

Qué es filosofar.

Es aprender a vivir antes de que sea demasiado tarde. Es la vida lo que vale, la filosofía sólo tiene importancia si se pone a su servicio, la sabiduría no es otra cosa que la vida, simple y difícil, trágica, dulce, fugitiva.

Saber y pensar.

Con las palabra nos apropiamos de la ilusión de un saber, esto es peligroso y mas aún cuando el conocimiento nos ha acostumbrado a las certidumbres y cuando los descubrimientos están inmediatamente mediatizados. Este saber sólo es provisorio, todo nuevo descubrimiento revela una ignorancia. el científico se plantea cuestiones que sus predecesores no han imaginado, y cuestionan saberes pretendidamente adquiridos. Los descubrimientos se encadenan a gran velocidad y revelan más y más complejidades, es decir, más y más incomprensión y verdaderas cuestiones están aún por preguntarse, sin embargo toda revolución científica da la impresión de que se ha alcanzado el término del saber.

Poesía y filosofía.

Si la poesía no es la vida en su ropa más bella, en su intensidad más franca, entonces no es nada; acumulación  de pequeñas tintas, pequeños orgullos, pequeños sufrimientos, pequeñas ciencias, y si la filosofía no es la vida en su más bella inteligencia, en su mayor gravedad, entonces para qué demontres sirve, y yo amo la filosofía, por su carga de desencanto, no puedo amar los libros que se alimentan hasta la obesidad de la ilusión que se hacen sobre ellos mismos, amo los libros por la verdad que desvelan, cómo podría amar aquellos que sólo agregan un velo más.

El saber.

Que el saber, los conocimientos, los datos no son más que la materia prima, el metal en bruto que sacamos de las vetas de la tierra, no sirve para nada si no se hace con él, puentes, espadas, carros, joyas; que se hace con la acumulación de datos, se hace una reflexión sobre lo nimio de la vida, la impotencia, si con eso no se accede a la modestia de nuestra irreductible ignorancia, entonces qué, saber más para lograr saber que jamás se sabrá con suficiencia, saber más para darse cuenta que se sabe  bien poco y que no hay solución a este dilema.

Un nuevo Decálogo.

Debemos proponer un nuevo Decálogo, un Decálogo complementario:

– No maltratarás a los animales. – No lastimarás a los inocentes. – No te aprovecharás de los débiles. – No humillarás a los viejos. – No doblegarás a aquél que la vida acaba de doblegar. – Serás valiente y arrojado ante tus adversarios. – Eficiente en tus luchas. – No doblarás el cuello ni bajarás la frente ante aquel que busca humillarte. -Etc.

Fe y saber.

La fe no necesita de la ignorancia de la realidad, al contrario, si es sólida, si no está amarrada con alfileres, la fe sale reforzada por el conocimiento.

Fuente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: