La Filosofía de Elisabeth Kübler – Ross: Conferencia de Angelina Pacheco de Barreiro.

 

____

Asociación Mexicana de Tanatología A. C.

Autora de poco más de trece libros, entre ellos: “Sobre la muerte y los moribundos” (1969), “La rueda de la vida” (1997), “Lecciones de vida” (2000),

Reconocida con 20 Títulos “Doctor Horis Causa”.


El Método de Vida.
– En nosotros existe el potencial para ser un Hitler o una Madre Teresa de Calcuta.
– El amor incondicional como aprendizaje.
– El arte de la gratitud.
– El valor por sí mismo de cada uno de nosotros.
– No se puede curar al mundo, sin antes curarse uno mismo.
– La muerte como cambio de presencia.
– Las situaciones que vemos como tragedias, también podemos considerarlas como oportunidades que se nos presentan para crecer. Como desafíos y claves para cambiar nuestras vidas.
– La realidad no la podemos cambiar, pero sí podemos cambiar nuestra respuesta ante esa realidad.
– Impulsora de la medicina paliativa, y retractora de la eutanasia activa.
– Es importante saber escuchar a los pacientes, para curar el dolor y resolver los temores.

La persona: los cuadrantes.
Los cuadrantes, los simboliza mediante un círculo dividido en cuatro partes empleando dos líneas que se cruzan.
1. Físico. (En la primera infancia, con los contactos familiares).
2. Emocional. (Desde los 5 o 6 años, en que el niño se puede expresar).
3. Intelectual. (Con el ingreso a la escuela, donde se da la competitivad entre unos y otros)

4. Espiritual. (Desde la adolescencia)
Deberán equilibrarse para lograr un todo armónico (curación). Y nos ayudan a comprender el significado de nuestra tarea en la tierra.
Las personas también enferman por falta de armonía entre los cuadrantes.
Si se vive en armonía y equilibrio con los cuadrantes, no se temerá a la muerte.

Niños Enfermos:
La dificulta para comprender y aceptar la muerte, la encontramos en el adulto y no en el niño.
“Los niños lo saben todo” y una manera de expresarlo es a través de los dibujos.
Los niños adquieren un alma sabia cuando sufren, y su cuadrante espiritual se desarrolla anticipadamente cuando su cuadrante físico se deteriora por la enfermedad.

La persona: emociones naturales.
– Miedo (a caer de las alturas y a los ruidos intensos, los demás miedos son aprendidos). –
– Enojo (hay que expresarlo, de lo contrario se convierte en rabia, odio y venganza; afecta al cuadrante físico).
– Celos (permite reconocer al yo y al otro, pero en grado exagerado, puede convertirse en envidia y competencia patológica).
– El amor al yo y el amor al tú (con la posibilidad de poner límites y decir: es todo lo que puedo hacer por tí y el resto lo tienes que hacer solo. El no poner límites puede implicar sentimientos de temor, vergúenza o culpa.

El Duelo: sobre la muerte y los moribundos.
¿Cuál es la función de la medicina? ¿ser una profesión humanizada o despersonalizada?
¿cómo se le denomina a la que serve para prolongar la vida más que para disminuir el sufrimiento humano?

Moribundos: hablar o no hablar, esa es la cuestión.
En los casos de enfermos terminales, es un arte el compartir esa noticia dolorosa a un paciente, y sólo corresponde al médico darla, no a enfermeras, tanatólogos, etc.
A partir de la forma en que se dé la noticia fatal será la manera de afrontar  el proceso del duelo por los familiares. Es muy importante la empatía entre el doctor y el paciente.

El Duelo: sobre la muerte y los moribundos.
Al paciente le hemos pedido que sea nuestro maestro para que podamos aprender más sobre las etapas finales de la vida, con todas sus angustias, temores y esperanzas.

Fases del proceso de morir:
1. Primera: negación y aislamiento.
2. Segunda: ira.
3. Tercera: pacto (negociación y regateo).
4. Cuarta: depresión.
5. Quinta: aceptación.
Lo único que persiste en todas las fases es la esperanza.
Primera fase: la negación inicial es del paciente, luego del equipo médico y de los familiares.
La necesidad de negación del paciente, es directamente proporcional a la del médico.
Segunda fase: ¿porqué a mí? Surgen comparaciones que son injustas y dolorosas para el paciente.
Tercera fase: la mayor parte de los pactos son con Dios, para prolongar la vida, para disminuir el dolor.
Cuarta fase: depresión reactiva y anticipatoria. Reactiva: sensación de una gran perdida. Todo lo que ha implicado la enfermedad en gastos, en planes truncos, pérdida del trabajo, etc., es relativa a todo lo que ya se ha vivido. Anticipatoria: por  las pérdidas que van a venir, está a punto de perder todo lo que quiere y todos los que ama. Es silenciosa y debe ser respetada.

La aceptación de la muerte le permite morir con tranquilidad.
Quinta fase: se aprecia el próximo fin con relativa tranquilidad y hay una vaciedad de sentimientos. El enfermo duerme mucho tiempo, habla muy poco y necesita compañía.
Para el paciente, la muerte en sí misma no es el problema, teme por la sensación de desesperanza, inutilidad y aislamiento de su condición.

Sobre la muerte y los moribundos: La Familia.

Es importante la comunicación veraz, el dato cierto de la enfermedad para el paciente y para la familia. Los roles, jerarquías,
responsabilidades y las necesidades de la familia se reajustan. Los familiares necesitan “cargar batería” fuera de la habitación del enfermo, deben realizar actividades normales de la vida de vez en cuando. Se deben buscar redes de apoyo para cuidar al enfermo, para que en los momentos críticos el familiar tenga menos agotamiento.
Cuando puedan superarse, la ira, el resentimiento y la culpabilida, entonces la familia pasará por una fase de dolor preparatorio, igual que lo hacía la persona moribunda.
Cuanto más pueda expresarse este dolor antes de la muerte, menos insoportable resulta después.
Quizá el momento más doloroso para la familia es la fase final, cuando el paciente se desliga lentamente de su mundo, incluida su familia.
Sólo los pacientes que han superado el miedo a la muerte pueden alejarse lenta y pacíficamente de esta manera.

Cuando se trabaja con pacientes moribundos:
Primero hay que ocuparse de sus necesidades físicas: libre del dolor con cuidados paliativos.
Ya libres del dolor se pasa al cuadrante emocional: ¿qué puedo hacer por usted? Se trata de atender los asuntos pendientes: todo aquello que no ha sido expresado.
Las emociones negativas reprimidas, son las grandes asesinas de nuestra sociedad.

El paciente y el lunguaje simbólico.
El lenguaje simbólico verbal y no verbal, es un lenguaje universal.
Cuando un paciente usa el lenguaje simbólico, significa que te está poniendo a prueba, para ver si estás preparado. ¿Ya sea que hable, actúe o haga un dibujo en  un papel.
Entonces la pregunta es: ¿puedo escucharlo?
Ayudarlo a resolver asuntos pendientes.

La vida.
Vivir bien quiere decir aprender a amar, con amor incondicional, que no es posesivo y no pone condiciones.
“Para mí, amor quiere decir: vida y muerte, pues las dos son una misma cosa.”

La vida y la esperanza: nadie puede vivir sin esperanza.
“Y esperanza no quiere decir necesariamente curación, tratamiento o prolongación de la vida, se trata entonces de la esperanza de que alguien se preocupa: la esperanza de que te quieren porque eres un ser humano.”

Conflictos relacionados con la esperanza.
De dos fuentes:
El personal hospitalario o un familiar transmiten una sensación de desesperanza al enfermo.

El médico puede decir: médicamente no lo podemos aliviar, podemos solamente controlar síntomas, y es necesaria la compañía de ustedes. No debe decir: ya no hay nada que hacer.
La familia es incapaz de aceptar la cercana muerte y se aferran a la vida, cuando el ya aceptó morir.

La muerte.
La muerte no es aterredora. El problema estriba en lo que hacemos con la vida.
Es sólo un paso más hacia la forma de vida en otra frecuencia.
El instante de la muerte es una experiencia única, bella, liberadora que se vive sin temor y sin angustia.

++
La muerte: un amanecer.
La experiencia de la muerte es casi idéntica ala del nacimiento: es un naciemiento a otra existencia.
La causa de la muerte no altera la experiencia subjetiva del momento de la muerte.
En el momento de la muerte hay tres etapas:
1. Se libera la persona (hasta entonces llena de energía física) del capullo de seda.
“Nuestro cuerpo físico es sólo una envoltura pasajera que rodea un Yo Inmortal.”
2. La persona ahora está provista de energía psíquica: cuerpo etéreo (mariposa liberada).
Puede ver todo lo que ocurre en el lugar de la muerte, gracias a una nueva percepción global.
Se da cuenta de que está intacto (integridad personal).
Hay ausencia de dolor, de miedo o ansiedad.
No muere sola: el tiempo y la distancia ya no cuentan y va a ver a sus seres queridos.
Es esperada por la persona a quien más amó (ángeles guardianes).
Se toma plena conciencia de que la muerte no es más que un pasaje hacia otra forma de vida.
Se han abandonado las formas físicas terrenales porque ya no se las necesitan: no hay tiempo ni espacio.
3. La persona pasa por una fase de transición marcada por factores culturales y simbólicos; un túnel, un puente, un río.

Experiencia en el umbral de la muerte.
Al final, hay una luz blanca que puede representar a un amor absoluto o a Dios.
Ante esta luz, adquieren el conocimiento pleno; al regresar recuerdan aque la única cosa de que deberíamos ser conscientes es que nuestra vida entera es nuestra responsabilidad.
Nosotros y sólo nosotros somos responsables de la suma total de nuestra vida física.
Hay una comprensión completa de la persona sin la emisión de juicios.
Experiencia del amor incondicional.
Lo único importante es cómo hacemos lo que hacemos.
Se da la contemplación del total de la vida, cómo cada pensamiento, palabra, acto y opción durante nuestra vida que ha afectado a los demás.

Nuestra vida es una escuela donde se nos pone aprueba, donde pasamos por el molino: y es nuestra decisión, y de nadie más, si saldremos del molino machacados o pulidos.

En la muerte definitiva, el contacto entre el capullo y la mariposa se rompe.

Acompañar en la muerte.
Estar junto a la cabecera de la cama de los moribundos es un regalo y que el morir no es necesariamente un asunto triste y terrible.

Cualidades esenciales para quienes trabajan con enfermos:
Confianza, fe amor y humildad.
Deberá actuar como cauce, como conducto de una fuerza sanadora (Dios, Cristo, un Maestro), con la confianza de convertirse en un canal de curación (física y emocional).
Fe en que será capaz de canalizarlo.
A través de diversas técnicas, pero ninguna de ellas puede tener efecto a no ser que sea utilizada con amor y humildad. No con el narcisismo médico.
Amor no sólo hacia otros, sino también amor hacia uno mismo.
Ser conscientes de los propios límites: saber alimentarnos emocionalmente (estar acompañados o estar solos).
Encontrar un equilibrio entre lo que hacemos para nosotros mismos y lo que hacemos para otros: aprender a recibir y a dar.
La humildad par vencer la arrogancia: nadie puede ser mestro, sin ser también alumno.
Para ver que los pacientes saben mucho más sobre sí mismos que lo que puede saber cuaquier otra persona.
La curación significa lograr un equilibrio entre los cuadrantes físico, emocional, intelecual y espiritual.

La curación del paciente.
No tiene lugar únicamente a nivel individual.
En tanto que cada persona está conectada a través de una amplia red de relaciones: otras personas e innumerables criaturas del planeta.
La curación de una sola persona tiene ramificaciones de largo alcance, si ayudas a un hombre, ayudarás a miles.
++
Los talleres que impartía: Talleres de vida, muerte y transición.
“La última oportunidad para poner tu casa en orden.”
Ayudar a la gente a ponerse en contacto con el “trabajo no acabado” de sus antiguas heridas que incluyen dolor, rabia, culpa, injusticia.
Profundizar en esas emociones y exteriorizarlas.
“Yo jamás podría trabajar 17 horas al día, 7 días a la semana, viviendo la angustia y la agonía, el dolor y el horror, si no fuera capaz de ver además la otra cara de la moneda.”
“Y si la gente empezara a tener conciencia del sentido de la vida, e incluso del sentido del dolor, y del sentido también de la tragedia, y del increíble milagro de la vida humana, lo agradecería cada día, y no sólo las alegrías y sus momentos álgidos, sino sobre todo  tal vez, las épocas más difíciles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: