Ahmed y las Máquinas del Olvido, una fábula de Ray Bradbury.


En la solapa se lee:

 “Cuando Ahmed, de doce años, hijo del jefe de una caravana se cae una noche de su camello, se encuentra solo y perdido entre las dunas desérticas y se echa a llorar. Las lágrimas de Ahmed caen y despiertan al antiguo dios Gonn-Benn-Alá, Guardián de los Fantasmas de Nombres Perdidos, que dormía bajo las arenas.

Resucitado por primera vez en decenas de miles de años, el majestuoso Gonn le cuenta al niño la historia que los ha unido, y le concede el don de volar.”

Fragmento del cuento:

“La cara de broce del antiguo dios, lo miró airadamente, y la arena siseó sobre la boca vacía.

Ahmed le preguntó entonces:

-¿Qué oraciones he de decir, qué sacrificios he de hacer para que tú anciano, calientes tus ojos y veas, y tus oidos y escuches, y tu boca y hables?

El antiguo dios sólo habló de la noche, el tiempo y el viento, en sílabas que Ahmed no entendió.

De modo que se hechó a llorar.

No todos los hombres tiene la misma risa, ni todas las mujeres se mueven del mismo modo, ni todos los niños lloran igual. Es un idioma que los antiguos dioses conocen pues las lágrimas que caen vienen del alma, salen por los ojos y caen en la tierra.” (p. 11)

_____

Bradbury, Ray: “Ahmed y las Máquinas del Olvido, una fábula”, 1a. Edición, Minotauro, España, 2001, 63 p.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: