Mi libro de tercer año. Alegoría de la patria III.


tercer-ano-aritmetica-2.jpg

 

ARITMÉTICA Y GEOMETRÍA.

ESTUDIO DE LA NATURALEZA.

Esta segunda parte (1 952 000 ejemplares) de la duodécima edición, revisada y corregida, de Mi Libro de Tercer Año – Aritmética y Geometría y Estudio de la Naturaleza, terminó de imprimirse el día 26 de octubre de 1970 en las rotativas de los talleres de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos.

_____

Mi libro de tercer año. Aritmética y Geometría, por las profesoras SOFÍA CABALLERO Y BERTA VILLASEÑOR.

Cubierta de Jorge González Camarena.

Ilustraciones y dibujos de: Juan Madrid, Antonio Cardoso, Rafael Fernández de Lara, Palmira Garza, Elvia Gómez Hoyuela, Manuel Montes de Oca, Aristeo Moreno, Manuel Romero Ortiz, Felipe Sergio Ortega, Alberto de Trinidad Solís.

_____

Lección I.

Para qué sirven los números.

Manuelito está feliz porque ya tiene nuevos libros. Éste, que es el de Aritmética, le ha interesado mucho porque le ofrece valiosas enseñanzas al recordarle que sus amigos los números le sirvan de muy diversos modos:

Para contar el dinero que le dan.

Para saber cuántas canicas tiene.

Para contar sus timbres de ahorro.

Para saber cuándo es el día de su cumpleaños, y, entre otras cosas más o menos importantes, para conocer la medida de su calzado.

El año pasado la maestra de Manuelito explicó que para construir edificios, carreteras, puentes, aviones, automóviles, cohetes interplanetarios, tienen que hacerse operaciones aritméticas.

Manuelito quiere aprender a hacer operaciones aritméticas, para que, al convertirse en hombre, pueda ser mecánico, o ingeniero, o aviador, o comerciante, etcétera.

(página 8)

 

 

ninos-desayunando2.jpg

Lección XVI.

Sistema monetario mexicano.

Es cosa sabida que el dinero es indispensable para comprar lo que necesitamos. Cada país tiene su moneda. En México las hay metálicas: de cobre, de níquel, de plata, de oro y de diversas aleaciones. También hay papel moneda, o sean los billetes. En el comercio no se usan las monedas de oro. ¿Sabes cómo son las monedas y los billetes de nuestra Patria?

(páginas  68 y 69)

 

 

billetes-antiguos2.jpg

 


monedas-antiguas2.jpg

 

Lección XXII.

Geometría.

El circo.

Un circo ambulante llegó hoy al pueblo donde vive Nicanor. Todos los niños estaban muy contentos con la esperanza de asistir al espectáculo. ¡Cuánto les agradó presenciar el desfile!

Pasaron los músicos tocando sus cornetas y tambores; las jaulas de los leones, los payasos, las bailarinas, los enanitos y muchas maravillas más.

Función de circo.

Al empezar la función, las focas fueron las primeras en aparecer.

Una de ellas sostenía en la nariz una gran pelota; jugaba con ella y se la tiraba a otra de sus compañeras.

Los niños aplaudían con entusiasmo.

La pelota tiene forma de esfera.

Algunos de tus juguetes también son esféricos: las canicas, los globos, tu pelota y ciertos adornos del árbol de Navidad.

(páginas 91 y 92)

 

_____

ESTUDIO DE LA NATURALEZA.

Por la profesora ROSA MARÍA NOVARO VEGA.

Ilustraciones y dibujos de: Juan Madrid, Antonio Cardoso, Rafael Fernández de Lara, Palmira Garza, Elvia Gómez Hoyuela, Manuel Montes de Oca, Aristeo Moreno, Manuel Romero Ortiz, Felipe Sergio Ortega, Alberto de Trinidad Solís.

 

¿Por qué la piel debe esta limpia?

La piel es una envoltura resistente que cubre y protege todo el cuerpo.

Si la observamos con un vidrio de aumento, vemos que presenta muchos agujeritos y que, además, tiene muchísimos pelitos delgados. Estos agujeritos se llaman poros, el conjunto de los pelitos, que son delgados y suaves, vello.

Por los poros sale el sudor, que es una mezcla de agua con sustancias dañinas a la salud.

La raíz de cada uno de los pelitos que forman el vello se halla dentro de la piel; la rodean unos canales pequeñísimos por donde sale una grasa que suaviza la piel.

Si la piel está sucia, suceden tres cosas:

1. El cuerpo huele mal.

2. El sudor no puede salir, lo que enferma al cuerpo.

3. La grasa que debía salir para suavizar la piel, no lo hace, pues la que salió antes se ha mezclado ya con el polvo y tapa la salida. Entonces la piel se reseca.

Cuando la piel se reseca es fácil que se parta, y esto resulta peligroso porque en ella cualquier rotura abre la puerta a los microbios.

Aunque tan pequeños que la sola vista no puede distinguirlos, muchos microbios son enemigos terribles. Una vez dentro del cuerpo, ocasionan muy graves enfermedades, y no pocas veces originan la muerte.

Por tanto, debemos cuidar de la piel, y para ello es indispensable mantenerla limpia.

¿Cómo logramos tenerla limpia?

Banándonos con la mayor frecuencia posible y lavándonos las manos y la cara cuantas veces sea necesario.

El baño diario es la mejor forma de cuidar la piel.

¿Qué pasaría si en un plato sucio nos sirvieran un pastel exquisito hecho con la más absoluta limpieza?

No podríamos comerlo; de nada serviría que el pastel estuviera limpio, ya que al ponerlo en el plato sucio, se ensuciaría también.

De igual manera, de nada sirve asear la piel si sobre ella usamos ropa sucia; y si la piel está sucia, tampoco la ropa limpia le sirve para conservar la salud. Lo único que se hace entonces es ensuciar la ropa.

Luego, además de mantener la piel limpia, se debe usar ropa limpia. Cada baño exige cambio de ropa, sobre todo, de ropa interior.

Si mamá no puede lavar mucha ropa, ayúdala tú. ¿No sabes cómo hacerlo? Es fácil. No hay más que probarlo. Además, recuerda que lavar la ropa no es una tarea sólo de mujeres, muchos soldados y obreros lavan su propia ropa.

(Ejercicio II del Cuaderno de trabajo)

(páginas 122 y 123)

 

Código de la Salud.

Bañarnos diariamente.

Lavarnos las manos antes de cada comida.

Comer alimentos adecuados y sólo en la cantidad precisa.

Beber, más o menos, cuatro vasos de agua al día.

Masticar bien la comida y tomarla despacio.

No hablar mientras estemos deglutiendo.

Lavarnos los dientes después de cada comida y antes de meternos en la cama.

No llegar nunca a la fatiga en el trabajo ni en los juegos.

No comer golosinas, ni tomar refrescos, entre las comidas.

Desalojar el intestino todos los días.

Permanecer en sitios bien ventilados.

Jugar al aire libre y evitar juegos bruscos.

Tener presente que el tabaco y el alcohol son enemigos de la salud.

Periódicamente consultar al dentista y al médico, y seguir sus instrucciones.

(página 164)

 _____

Mi libro de tercer año II.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: