México: el ombligo de la luna.

 . Tibón afirma que la sílaba central de  México, xi, ha sido interpretada ci por algunos eruditos; y de acuerdo con ello, mexicanistas menos equivocados señalan que México sería una alteración de Mecico. De las setenta versiones que se han propuesto, cinco interpretan el ci como apócope de citli. Ahora bien citli es tanto liebre como abuela.

 . Tibón se opone a las versiones de Acosta, Durán, Orozco y Berra, Motolinía y Caso.

 . Expresa: “Seguiré repitiendo que así como en el México antiguo, Sol y Águila eran una unidad semántica, la luna y el conejo que en ella mora, para distribuir el agua de lluvia cuyo depósito cósmico es precisamente la luna, son igualmente voces intercambiables”.

 . Metzxicco, “en el ombligo de la luna”, significa simultáneamente “en el ombligo del conejo, lugar que los sacerdotes buscaban y que corresponde con pasmosa exactitud a la realidad geográfica del lusus naturae, juego de la naturaleza y punto sagrado en que debía fundar la capital del futuro imperio.

 . El problema era encontrar el conejo o la luna cunicular en los lagos –todos los lagos, desde el de Zumpango hasta el de Chalco-, Ana Icaza de Xirau, descubrió triunfalmente el tochtli en el lago de Tezcoco. (p. 21 a la 27)

 

Sobre la pronunciación de la palabra México.

 . Más indicada me parece una campaña dirigida a eliminar la pronunciación gutural de la “x” de México, tan fea e injustificada. Se podría restituir a la “x” la función que tenía en España desde el siglo XIII: “sh”, y que corresponde a la pronunciación del nombre en su idioma original.

 . A los que objetan que el sonido “sh” ya no existe en español y que sería un absurdo volver a introducirlo para imitar la pronunciación azteca de México, es fácil contestar que se podría acostumbrar a la nueva generación a pronunciar México, leyendo la “x” como “s” (como en Xochimilco, Tlaxcala, etc.)

 . Por mi parte, estoy convencido de que tarde o temprano (cuestión de años o lustros) la “x”, pronunciada en México de cuatro maneras diferentes, volverá a tener, también entre nosotros, el solo sonido que le corresponde, el compuesto “cs”. Entonces México se pronunciará Mécsico, como en las demás lenguas.

Pronunciamos Pemecs, Mecsolina y Mecsolub. ¿Entonces…?

 . Vean las autoridades si les parece oportuno iniciar desde ahora la tarea de desguturalizar el nombre de la patria, para que se pronuncie latinamente y no guturalmente, o si quieren dejar que el tiempo, como es inevitable, haga rimar, por fin, México con léxico. (p. 157 a 159)

_____

Muñoz, Miguel Ángel: “Gutierre Tibón,: Lo extraño y lo maravilloso”, Antología, primera edición 2009, CONACULTA, México, 278 p.

____

Addenda.

Metz-(tli): luna, xic(tli): ombligo, es decir, centro, y co: sufijo locativo. La exactitud de esta etimología está comprobada por la denominación otomí de nuestra ciudad: Amadetzana, que significa igualmente “En el centro de la luna”.

op. cit. p. 123.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: