Presentan antología de Gutierre Tibón.

gutierre-tibon-1.jpg

La Dirección General de Publicaciones de Conaculta dio a conocer ayer Gutierre Tibón. Lo extraño y lo maravilloso, obra de Miguel Ángel Muñoz que nos acerca a “un hombre que nos ayudó a redescubrir a México”.

2009-06-01•Cultura

Su llegada a México no tuvo otra razón que el acercamiento a otra cultura: invitado por Isidro Fabela, desembarcó en el Puerto de Veracruz con la intención de estudiar los distintos problemas del país. Y aquí se quedó.

Gutierre Tibón (Milán, 1905-Cuernavaca, 1999) fue uno de esos extranjeros que al conocer México decidieron quedarse y construir nuevas maneras de acercarse a su cultura y a su gente, de ahí el interés de Miguel Ángel Muñoz por rescatar al personaje, al conmemorarse una década de su fallecimiento, lo que hace a través del libro Gutierre Tibón. Lo extraño y lo maravilloso (DGP-Conaculta, 2009).

“El objetivo principal del libro es pagar una deuda que tenía pendiente con Gutierre desde hace muchos años y volver a poner la obra en circulación: que se escuche entre las nuevas generaciones, porque a pesar de haber sido un personaje importante de la cultura mexicana de los años 60 o 70, siento que ha quedado un poco en el olvido.”

En el volumen se ofrece una antología de textos representativos del trabajo desarrollado por Gutierre Tibón a lo largo de casi seis décadas de presencia en México, en ámbitos como la filología, la lingüística o la historia,

“Siendo crítico y objetivo, muchas de sus investigaciones que en su momento fueron novedosas, renovadoras, quizá estén sobrepasadas hoy día, aunque hay cosas que siguen vigentes como sus crónicas o sus aportaciones al redescubrimiento del significado del nombre de México.

“Fue un hombre que hizo muchísimo por difundir a este país siendo un extranjero. Fue una de las personas que más estudió a México, cada rincón del país, desde pueblos como Pinotepa Nacional u Olinalá: fue el primero en darle voz a la gente de esos pueblos.”

El libro, definido por su autor como un ensayo histórico-antropológico sobre la obra de Gutierre, se complementa con una entrevista, la cual trabajó dos años antes de su muerte, en la cual habla desde su llegada a México, invitado por Isidro Fabela, hasta las últimas investigaciones que llegó a desarrollar.

Hombre del Renacimiento

Miguel Ángel Muñoz conoció a Gutierre Tibón hace dos décadas, cuando se iniciaba en el mundo de las letras, incluso, reconoce, gracias al estudioso italiano se inclinó a hacer la carrera de historia en la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

“Entre sus más grandes aportaciones estarían que él fue el inventor de la máquina de escribir, que después patentó Olivetti, en el año de 1936, cuyas ganancias le permitieron viajar por todo el mundo y luego llegar a México.

“Además Gutierre Tibón fue quien descubrió los restos de Clavijero y el que impulsó que se trajeran a México, lo que no sabe la gente hoy día. Otra de sus grandes aportaciones a la historia contemporánea fue haber redescubierto el nombre de México, que significa “en el ombligo de la Luna”, así como rescatar las maravillas que los pueblos tenían guardadas como parte de su memoria histórica y oral.”

La producción del investigador italiano se puede cuantificar en 50 libros, realizados en más de 60 años dedicados a la investigación, pero la mejor manera de definir sus aportaciones son las palabras de Alfonso Reyes, quien lo definió como “un hombre del Renacimiento”.

Personaje de la vida pública: Gutiérrez Vega

Ayer, durante la presentación del libro en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Hugo Gutiérrez Vega mencionó que Tibón fue un personaje de la vida pública del país. Su columna en un diario nacional iluminó muchos momentos de la cultura universal, en particular del rostro de México tan dañado por las posturas maniqueas y tan necesitado de una visión objetiva y libre de prejuicios ideológicos.

Álvaro Matute puntualizó que en el prólogo que escribió para el libro no hace ficción, pero sí un señalamiento sobre la importancia de la obra de este autor y las aportaciones que hizo en la historia nacional.

El editor José Luis Trueba apuntó que en los textos recopilados en la publicación hay dos elementos que lo hacen por demás interesante: la cercanía biográfica con Gutierre, y la posibilidad de asomarse a publicaciones que quizá ya no son tan accesibles, como El libro de América.

Francisco Conde Ortega añadió que lo meticuloso del trabajo permite ver una muestra de Tibón, mientras que Bernardo Ruiz añadió que en la entrevista que Muñoz le hizo al gran italiano, optó por mostrar todas las facetas y capacidades que caracterizaron su vida, sin dejar de ser crítico.
México. Jesús Alejo / Emiliano Balerini

Fuente

_____

gutierre-tibon-2.jpg

hermes-baby-2.jpg

La máquina inventada por Gutierre Tibón Schneid, la famosa Hermes Baby, en color rojo quemado y con letra o fuente manuscrita.

Anuncios

1 comentario

  1. Ricardo Arzate Aguilar

    Enhorabuena, por esta decisión de recuperar, para el público lector, el tesoro cultural de las obras del Maestro Don Gutierre Tibón. Uno de esos gigantes de las letras, que nos obsequió el viejo mundo, en una especie de resarcimiento a tanto saqueo de nuestras tradiciones y valores.
    Felicidades, por tan magnífica idea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: