Eduardo Punset y la felicidad.

eduardo-punset.png

…Hace poco más de un siglo, la esperanza de vida en Europa era de treinta años, lo justo para aprender a sobrevivir, el objetivo de ser felices era una cuestión para después de la muerte y dependía de los dioses.
…La esperanza de vida se ha triplicado en los países desarrollados en menos de doscientos años.
…El aumento de los niveles de infelicidad en el mundo de hoy, se explicaria por una inversión excesiva en bienes materiales, en detrimento de valores de mantenimiento más intangibles.
…La felicidad no depende tanto del nivel de inversión en la perpetuación de la especie y el equipamiento, como de algo menos tangible caracterizado por actitudes y valores vinculados al mantenimiento de la especie en condiciones sostenibles.
…En la búsqueda, en la expectativa, radica la mayor parte de la felicidad. En el hipotálamo está lo que los científicos llaman el circuito de la búsqueda, que alerta los resortes de placer y felicidad, sólo se enciende durante el acto de búsqueda y no en el acto del encuentro.
…En el viaje a la felicidad resulta imprescindible diferenciar los detalles del conjunto y visualizarlos, recuperar la capacidad de los animales de ver también lo que no están acostumbrados a ver.
…Cualquier búsqueda de la felicidad que dependa exclusivamente de las consabidas interacciones con el dinero, el trabajo, la etnia o la salud, está condenada a fracasar estrepitosamente. La felicidad depende de la interacción con puntos que no están en el mapa inicial.
…A diferencia del resto de los animales, los humanos tenemos emociones mezcladas, podemos amar y odiar al mismo tiempo.
…La memoria biológica no coincide necesariamente con los hechos históricos; el cerebro elucubra para sobrevivir.
…La mente se relaciona con el significado, no con la información; aportamos significado a nuestras experiencias.
…Sin las emociones, nunca tomaríamos decisiones.
…Las emociones están en el inicio y final de todos los proyectos humanos.
…A los hombres les basta con imaginar que lo van a pasar mal para pasarlo mal y desencadenar idénticos impactos a los provocados por una amenaza real. El estrés provocado por motivos imaginarios es característico del ser humano.
…La historia de la evolución muestra que tanto nosotros como el resto de los animales estamos inmersos en un «juego» en el que, por más que nos empeñemos en lo contrario, el resultado está supeditado al comportamiento de los demás.
…A veces en la vida se dan situaciones en las que un empeño absoluto para ganar al otro sin concesiones conduce al desastre para los dos, es el caso del «dilema del prisionero».
…El modelo social competitivo, no requiere de empatía con las necesidades o las emociones de los demás. No existe una escala de valores sino una escala de resultados.
…Si un sujeto consigue aplicar a un trabajo poco satisfactorio algunas de sus cualidades innatas o adquiridas, su nivel de bienestar y satisfacción aumentarán.
…Psicológicamente, la miseria, el estrés o el trauma, cuando ocurren en los primeros años de vida, dejan huellas imborrables, aunque te enriquezcas, tu mente y tu cuerpo conservan las huellas de tu pobreza anterior.
…La música no es estrictamente necesaria para la supervivencia de la especie humana, pero constituye un beneficio significativo para nuestro bienestar físico y mental.
…La felicidad es la ausencia del miedo.

_____

Punset, Eduardo: “El viaje a la felicidad”, Edit. Destino, primera edición impresa en México, 2008, 207 pp.

Bitácora de Punset

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: