Recado a Rosario Castellanos

Sólo una tonta podía dedicar su vida a la

soledad y al amor.


Sólo una tonta podía morirse al tocar una lámpara,

si lámpara encendida,

desperdiciada lámpara de día eras tú.


Retonta por desvalida, por inerme,

por estar ofreciendo tu canasta de frutas a

los árboles,

tu agua al manantial,

tu calor al desierto,

tus alas a los pájaros.


Retonta, rechayito, remadre de tu hijo y de

ti misma.

Huérfana y sola como en las novelas,

presumiendo de tigre, ratoncito,

no dejándote ver por tu sonrisa,

poniéndote corazas transparentes,

colchas de terciopelo y de palabras

sobre tu desnudez estremecida.


¡Cómo te quiero, Chayo, cómo duele

pensar que traen tu cuerpo! —así se dice—

(¿Dónde dejaron tu alma? ¿No es posible

rasparla de la lámpara, recogerla del piso

con una escoba? ¿Qué, no tiene escobas la Embajada?)


¡Cómo duele, te digo, que te traigan,

te pongan, te coloquen, te manejen,

te lleven de honra en honra funerarias!


(¡No me vayan a hacer a mí esa cosa

de los Hombres Ilustres, con una

chingada!)

¡Cómo duele, Chayito! ¿Y esto es todo?

¡Claro que es todo, es todo!

Lo bueno es que hablan bien en el Excélsior

y estoy seguro de que algunos lloran,

te van a dedicar tus suplementos,

poemas mejores que éste, estudios,

glosas,

¡qué gran publicidad tienes ahora!


La próxima vez que platiquemos

te diré todo el resto.

Ya no estoy enojado.


Hace mucho calor en Sinaloa.

Voy a irme a la alberca a echarme un trago.

JAIME SABINES.

Palabra virtual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: