El infierno tan temido, de Juan Carlos Onetti.

…La primera foto le llegó a Risso a su centro de trabajo, se la mandó su exmujer Gracia, y le dolió casi tanto como un puñetazo limpio a media cara.

…La segunda foto, de odio y venganza, le dolió casi tanto como un golpe bajo que doblega y sube gradualmente hasta la dignidad.

…La tercera foto, de traición y perversidad, le llegó a su amigo, el viejo Lanza, y le dolió hasta el alma.

…La cuarta foto fue la definitiva.


(Fragmento del cuento).


“…Se había equivocado, insistía; él y no la maldita arrastrada que le mandó la fotografía a la pequeña, al Colegio de Hermanas. Tal vez pensando que abriría el sobre la hermana superiora, acaso deseando que el sobre llegara intacto hasta las manos de la hija de Risso, segura esta vez de acertar en lo que Risso tenía de veras vulnerable”.

 

_____

Onetti, Juan Carlos: “Tan Triste como Ella”, Seix Barral, S. A., México, 1985, p. 149.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: