El milagro secreto, de Jorge Luis Borges.

milagro-secreto.jpg

…¡Por el amor de Dios! Jaromir Hladik, ¿Cómo se te ocurrió vivir en territorio Alemán en esta época?

…En juicio sumario penal, por ese hecho se te ha condenado a la pena capital.

…¿Que no has concluido la tragedia “Los enemigos”, drama desarrollada en verso? ¿Que esa obra te redime de tu pasado equívoco y lánguido? ¿Quieres más tiempo para terminar tu obra?

 

(Fragmento del cuento)

 

“Hacia el alba soñó que se había ocultado en una de las naves de la biblioteca del Clementinum. Un bibliotecario de gafas negras le preguntó: ¿Qué busca? Hladik le replicó: busco a Dios. El bibliotecario le dijo: Dios está en una de las letras de una de las páginas de uno de los cuatrocientos mil tomos del Clementinum. Mis padres y los padres de mis padres han buscado esa letra; yo me he quedado ciego  buscándola. Se quitó las gafas y Hladik vio los ojos, que estaban muertos. Un lector entró a devolver un atlas. Este atlas es inútil, dijo, y se lo dio a Hladik. Este lo abrió al azar. Vio un mapa de la India. Vertiginoso, bruscamente seguro, tocó una de las mínimas letras. Una voz ubicua le dijo: El tiempo de tu labor ha sido otorgado. Aquí Hladik se despertó”.

_____

Borges, Jorge Luis.: “El milagro secreto”, en: Los relatos más bellos del mundo, Selecciones del Reader’s Digest, Madrid, 1969, p. 185.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: