La mancha, vista desde la selva, por: Oscar Calavia Sáez.

(Síntesis de gerardomora).

…..Don Quijote, para quien no lo sepa, es un solterón más que maduro, quien empieza a ver las cosas de otro modo abismado en la lectura de libros de caballería. En lugar de molinos movidos por el viento ve gigantes que agitan los brazos; en lugar de rebaños de ovejas, ejércitos en formación de combate; en lugar de odres de vino, cabezas amenazadoras de nuevos gigantes y en lugar de un hidalgo pobre, débil y provinciano ve en sí mismo un caballero andante. Pero no es una alienación mecánica. Casi todo el tiempo el hidalgo es perfectamente racional, y hasta un ejemplo de sentido común, cuestión que los personajes de la novela reconocen con más facilidad que el lector extraviado por lecturas convencionales. Las percepciones alteradas de Don Quijote no se repiten indefinidamente.

…..Los verdaderos antagonistas de Don Quijote no son en rigor los autores de las burlas, sino quienes se niegan a participar en el juego, especialmente clérigos que, como el capellán de los duques, extienden a la farsa la misma censura que la Iglesia esgrimía contra la desenfrenada imaginación de los libros de caballería, proponiendo en su lugar esa otra literatura exagerada, la de las vidas de santos.

…..La trama del relato ya no es de responsabilidad de algún dueño del destino (Dios, la Fatalidad, la Naturaleza) sino del encuentro de una multitud de sujetos, cada uno con su intención y su verdad. La intriga del libro es mínima, y en rigor se disuelve en un desfile de episodios casi independientes. Lo que mueve la obra es el flujo de los puntos de vista.

…..En esta aproximación entre dos espejismos de consecuencias tan diferentes, puede observarse que el proceso que lleva a la locura de los inquisidores y de sus víctimas corre en paralelo al que lleva a la locura de Don Quijote. Unos y otro son, digamos víctimas de lecturas mal controladas; unos y otros articulan, a partir de fragmentos tomados de esa literatura, una epistemología que los autoriza a ver un mundo que no existe y a creerse quien no son (caballeros andantes, brujas, debeladores del diablo).

…..Uno de los atractivos del Quijote es precisamente que él muestra casi sin querer, el fácil entrelazamiento de dos acepciones aparentemente distantes del mismo concepto: el perspectivismo como el arte humano de estar en el mundo; pero, también, de ver ese mundo como algo esencialmente humano, dotado de ojos y de intención.

…..Quizás la mayor dignidad del Quijote sea su alegato no contra el pensamiento único, sino contra algo mucho más decisivo; la realidad única.

_____
Calavia Sáez, Oscar: “La mancha, vista desde la selva”; en: Revista Contrapunto, número 2, volumen 1, año 1, mayo-agosto de 2006; Talleres de la Editora de Gobierno del Estado de Veracruz.

…..Nacido en la Rioja España en 1959. Doctor en antropología por la Universidad de Sao Paulo, y profesor del Departamento de Antropología de la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: