Ollinia blog

Biografías, historias, textos y lecturas.

Primer discurso contra L. Catilina. Cicerón.

Síntesis gerardomorah

Cicerón, jurista, político, filósofo, escritor y orador romano. Catilina, derrotado  en las elecciones consulares de octubre (63 a. C.) decidió encabezar un golpe de Estado del que Cicerón sería informado y denunció a Catilina en el Senado.

¿Hasta cuándo has de abusar de nuestra paciencia, Catilina? ¿Cuándo nos veremos libres de tus sediciosos intentos? ¿A qué extremos se arrojará tu desenfrenada audacia? ¿No te arredran ni la nocturna guardia del Palatino, ni la diurna vigilancia de la ciudad, ni la alarma del pueblo, ni el acuerdo de todos los hombres honrados, ni este fortísimo lugar donde el Senado se reúne, ni las frases y semblantes de todos los senadores? ¿No comprendes que tus designios están descubiertos? ¿No ves tu conjuración fracasada por conocerla ya todos? ¿Imaginas que alguno de nosotros ignora lo que has hecho anoche y antes de anoche; dónde estuviste; a quiénes convocaste y qué resolviste?

Y sin embargo, ¡Catilina vive! ¿Qué digo vive? Hasta viene al Senado y toma parte en sus acuerdos, mientras con la mirada anota a los que de nosotros designa a la muerte. ¡Y nosotros, varones fuertes, creemos satisfacer a la República previniendo las consecuencias de su furor y de su espada! Ha tiempo, Catilina que por orden del cónsul debiste ser llevado al suplicio para sufrir la misma suerte que contra todos nosotros, también desde hace tiempo, maquinas.

¡Y nosotros, senadores, dejamos enmohecer en nuestras manos desde hace veinte días la espada de vuestra autoridad! Tenemos también un decreto del senado, pero archivado, como espada metida en la vaina. Si cumpliera ese decreto morirías al instante, Catilina. Vives, y no vives para renunciar a tus audaces intentos, sino para insistir en ellos.  Deseo padres conscriptos, ser clemente; deseo también, en peligro tan extremo de la República, no parecer débil; pero ya condeno mi inacción, mi falta de energía. Hay acampado en Italia, en los desfiladeros de Etruria, un ejército dispuesto contra la República: crece día por día el número de los enemigos: el general de ese ejército, el jefe de esos enemigos está dentro de la ciudad y hasta lo vemos dentro del Senado maquinando sin cesar algún daño interno a la República.

Si ahora ordenara que te prendieran y mataran, Catilina, creo que nadie me tachase de cruel, y temo que los buenos ciudadanos me juzgaran tardío. Pero lo que ha tiempo debí hacer, por importantes motivos no realizo todavía. Morirás, Catilina, cuando no se pueda encontrar ninguno tan malo, tan perverso, tan semejante a ti, que no confiese la justicia de tu castigo. Mientras quede alguien que se atreva a defenderte, vivirás; pero vivirás como ahora vives rodeado de muchos y seguros vigilantes para que no puedas moverte contra la República.

¡Oh dioses inmortales! ¡Entre qué gentes estamos! ¡En qué ciudad vivimos! ¡Qué República tenemos! Aquí, aquí están entre nosotros, padres conscriptos, en este consejo, el más sagrado y augusto del orbe entero, los que meditan acabar conmigo y con todos nosotros, y con vuestra ciudad y con todo el mundo. Los estoy viendo yo, el cónsul, y les pido su parecer sobre los negocios públicos, y cuando conviniere acabar con ellos a estocadas, ni aun con la palabra se les ofende.

Siendo esto así, acaba, Catilina, lo que empezaste, sal por fin de la ciudad; abierta tienes la puertas; parte. Ya hace días que tu ejército, a las órdenes de Malio, te desea como general. Llévate contigo a todos los tuyos; por lo menos al mayor número. Limpia de ellos la ciudad. Me librarás de gran miedo cuando entre tú y yo estén las murallas. Ya no puedes permanecer por más tiempo entre nosotros; no lo toleraré, no lo permitiré, no lo sufriré.

Márchate, pues, Catilina, para bien de la República, para desdicha y perdición tuya y de cuántos son tus cómplices en toda clases de maldades y en el parricidio; márchate a  comenzar esa guerra impía y maldita. Y tú, Júpiter, cuyo culto estableció Rómulo bajo los mismos auspicios que esta ciudad, a quien llamamos Estator por ser guardador de Roma y de su Imperio, alejarás a éste y a su cómplices, de tus aras y de los otros templos, de las casa y murallas; librarás de sus atentados la vida y los bienes de todos los ciudadanos y a los perseguidores de hombres honrados, enemigos de la patria, ladrones de Italia, en criminal asociación unidos para realizar maldades, los condenarás en vida y muerte a eternos suplicios.

*

Catilina se vio tan confundido que apenas pudo decir pocas palabras en su defensa y, bajando los ojos, empezó a suplicar a los senadores y pedirles que no fiasen tan de ligero en las acusaciones de un enemigo suyo; que su nacimiento y toda su vida precedente le daban esperanza de que no se persuadirían a que un hombre de su nobleza quisiese arruinar la República.

Queriendo continuar con este tono se levantó un clamor en todo el Senado llamándole traidor y parricida, lo que movió tanto su cólera y furia, que tuvo la temeridad de repetir a voz en grito lo que antes había dicho a Catón: “Ya que mis enemigos me cercan y hostigan para que me precipite, con ruinas apagaré mi incendio.” Dicho esto cono tono feroz; salió del Senado.

Instruyó a Léntulo, Cetego y demás conjurados de su última resolución, les dejó sus órdenes, les aseguró que dentro de poco le verían a las puertas de Roma, y llegada la noche, se fue con muy pocos compañeros, tomando el camino de Toscana.

_____

Cicerón, Marco Tulio; “Primer discurso contra L. Catilina”, en “Tratado de la República, Tratado de la leyes, Catilinarias”, versiones castellanas de Francisco Navarro y Calvo y Juan Bautista Calvo, Colección Sepan Cuantos, Porrúa, México, 1991, págs. 153 – 161

Meditaciones. Marco Aurelio.

Síntesis: gerardomorah

Serie de reflexiones en un examen de conciencia de un emperador romano en un momento de apogeo del imperio. Por un gran político y guerrero, de tendencia estoica, y en un momento de largas guerras contra los bárbaros en la frontera del Danubio, entre los años 170 y 180 de nuestra era. Escrito en griego.

Te embarcaste, hiciste el viaje, llegaste al puerto; ¡desembarca! Si es para entrar en una nueva existencia, no echarás de menos a los dioses.

¿Qué es la muerte? Que, si se la mira aisladamente y se abstraen, por análisis de los conceptos, los fantasmas que la imaginación abulta, no se verá en ella más que un efecto de la naturaleza. Ahora bien; es evidentemente pueril temer los efectos de la naturaleza. Y no sólo la muerte es efecto de la naturaleza, sino aún conveniencia de la misma.

En ningún lugar encuentra el hombre refugio más apacible, más tranquilo, que en su propia alma, sobre todo cuando atesora aquellos bienes que, con una sola ojeada, nos devuelven enseguida la libertad de espíritu; y lo que yo llamo libertad de espíritu no es otra cosa que el estado del alma bien ordenada.

No habrán pasado diez días, y ya parecerás un dios a quienes ahora no pareces más que una bestia y un mono; pero con tal que te dieres a tornar a los principios y al culto a la razón.

No obres como quien ha de vivir diez mil años. Lo irreparable está ya suspendido encima de ti. Mientras vives, mientras aún es posible, sé hombre de bien.

Acepta el arte que has aprendido, y gózate en él. Y lo que te restare de vida, pásalo como quien lo confía todo, desde lo hondo del alma, a los dioses, sin hacerse tirano ni esclavo de nadie.

Haz por semejarte al peñasco batido sin cesar por las olas; permanece inmóvil ya su alrededor desmaya la efervecencia de las aguas.

Primero, nada me ocurrirá que no sea conforme a la naturaleza universal; segundo, tengo yo a mi mano el no hacer cosa alguna contraria a mi dios y a mi genio.

Estoy compuesto de causa formal y materia. Ninguno de estos elementos será reducido a la nada, del mismo modo que tampoco han salido de la nada. Pues cada parte de mi ser tendrá asignado otro lugar, mediante la transformación en otra parte del mundo; y de nuevo ésta se transformará en otra parte del universo, y así continuará la sucesión hasta la eternidad.

Tu inteligencia será cual la hagan tu ideas habituales; pues el alma queda imbuida de tus ideas.

Por cuanto el hombre es un ser estrechamente allegado a nosotros, en tanto debemos hacerle bien y sufrirle con paciencia. Pero en cuanto algunos hombres se nos oponen al cumplimiento de nuestros deberes, ya el hombre baja a la categoría de los seres que me son indiferentes como el sol, el viento, las bestias.

Lo que no es nocivo a la ciudad, no perjudica tampoco al ciudadano.

La mejor forma de vengarte de los que te injurian es que no les imites.

Ajústate a aquellas cosas a las que te ha ligado la suerte; ama a los hombres que la suerte de dio de compañeros, pero desde el fondo de tu corazón.

No te perturbe el futuro. Saldrás a su encuentro, si fuere necesario, armado de la misma razón de que te sirves ahora en los asuntos presentes.

No desprecies la muerte; recíbelo antes bien, de agrado, como que es esta una de aquellas cosas que quiere la naturaleza.

O los dioses no pueden nada, o pueden algo. Pero si no pueden, ¿por qué les ruegas? Y si pueden, ¿por qué no le suplicas, más bien, que te concedan el no temer nada de esto, ni desear nada de aquello, el no afligirte por nada de esotro, antes de rogarles que no suceda o que suceda alguna de estas cosas?

La uva verde, la madura, la pasa, todas son mutaciones, no para no ser, sino para ser lo que no se era.

_____

“Meditaciones. Marco Aurelio.” Traducción: Miguel Dolc, prólogo Carlos García Gual, editorial Debate, España, 2000, p 206

El joven de las plumas o lapiceros. Relato.

gerardomorah

Por el año de 1980 llegamos a la ciudad de Xalapa provenientes de una ciudad costera.

Imperaba el clima húmedo y frío, la neblina era una nube blanquecina que se mantenía por muchas horas, a veces daba paso a esa diminuta llovizna pertinaz llamada chipi chipi. 

La vestimenta usual era por consiguiente suéter, chamarra y paraguas, con un calzado resistente a la lluvia y a los charcos.

En ciertos horarios las calles céntricas se llenaban de hombres con trajes sastre, sombreros de fieltro y gabardina; eran la burocracia de la ciudad capital. En otras horas eran los estudiantes con sus uniformes distintivos los que abarrotaban los medios de transporte. Pero eran los universitarios los más notorios por su juventud, energía y como provenían de muchos lugares muy distintos entre sí, convertían en una pequeña babilonia la capital cultural. Otro horario destacado era el de la misa porque en esa época la mayoría de la población era muy devota, conservadora y tradicionalista.

En este contexto citadino y ese tiempo es donde situamos el presente relato.

En la céntrica calle de Carrillo Puerto, a la altura de un negocio de venta de café molido, en la acera de enfrente, en uno de los locales en renta, hubo una papelería con su mostrador de aluminio y cristal.

En ese lugar me tocó observar dos o tres veces a un joven  de ropa y zapatos pulcros, delgado, de buena estatura, piel clara, cabello negro, de caminar solitario y de domicilio posiblemente cercano. No sé cómo escogía a las personas, pero eran señores de edad, con traje sastre, quizás imaginando a algún familiar; se les acercaba rápidamente y tomaba del brazo izquierdo y comenzaba a jalarlas hacía la papelería para que le compraran un lapicero, o les daba la mano enérgicamente y sin soltarla les llevaba a la papelería. A la distancia que miraba no puedo saber si les hacía la petición de manera verbal o si sólo los llevaba a la papelería y les decía: “pluma”, “pluma”.

Generalmente se le complacía con la compra porque era un buen joven, y tenía tal vez una edad mental menor a la edad corporal.

Yo me detenía a cierta distancia, no por morbo, sino para esperar que cruzaran la calle hacía la papelería, sentía temor de que me tomara a mí por el brazo, en cuyo caso no sé lo que hubiera hecho.

Su conducta era una especie de obsesión o compulsión, no pedía dulces sino un lapicero. Puede uno pensar que era hijo de algún maestro o burócrata.

Un día, dejó de caminar por esa calle, y otro, cerró la papelería.

_______

Cfr. “Historias, cuentos y leyendas de Xalapa”, Alberto Espejo et al., 4º edición, Sría. Del Ayuntamiento de Xalapa Unidad de Ediciones, Publicaciones y Registro, México, 2021, P 81

Irene Vallejo e Ikram Antaki.

gerardomorah

El escritor Alberto Ruy Sánchez, en su ponencia relativa al homenaje de Ikram Antaki, durante la Feria del libro en Guadalajara 2022, edición 36, con motivo de haberse cumplido 22 años de su deceso; expresó que Irene Vallejo era como Ikram Antaki.

Encontrar a alguien como Ikram Antaki es algo importante.

La obra principal de Irene Vallejo, por sus más de 30 ediciones, más de 140 mil libros vendidos, traducido a varios idiomas, y multipremiado, es “El infinito en un junco”. Al decir de Ernesto Castro, en un video en you tube titulado “La fetichización del libro El infinito en un junco”. El libro no alcanza el rango de ensayo, en cambio como pura narrativa es atractivo y muy ligero en su lectura; para ser considerado un ensayo requiere sostener por lo menos una tesis, sí la hay pero refutable: “la lectura de los libros no puede salvar la humanidad porque no todos leen y algunos lo hacen de manera mecánica”. Ese texto en lo que abunda es en ideas y pasajes históricos que si bien son conocidos algunos, los recrea y los va hilando creando expectativas.

El éxito editorial de “El infinito en un junco”, está directamente relacionado con el estilo narrativo y los recursos literarios, la adulación al lector, etc.

En conclusión, Irene Vallejo no es otra Ikram Anaki, la primera como escritora aspira a lo estético, la segunda como filósofa aspiró a la verdad; cada cual cumpliendo un papel en el mundo, mitificando o desmitificando.

Homenaje a Ikram Antaki.

Feria Internacional del libro de Guadalajara, edición 36. 02 de diciembre de 2022.

Participan: Maruan Soto Antaki, Beatriz Rivas, Jorge Castañeda, Alberto Ruy Sánchez.

Beatriz Rivas:

En 1975 llegó al país. Se despertaba a las cuatro de la mañana, y durante cinco horas leía; el resto del día se la pasaba escribiendo y pensando. Una vez al año viajaba a Francia para comprar libros.

Escribía artículos periodísticos, libros, tenía un programa radiofónico; asesoraba a políticos. Manejaba un Tsuru pegada muy cerca del volante.

Al poco tiempo de llegar le robaron sus joyas de Antioquía. Doctora en Antropología, trabajaba mucho y ganaba poco; decía que parecía “puta de puerto”. Sus ojos verdes, le permitieron en su juventud en Francia, ser modelo de unos delineadores de ojos y de un anuncio de un sostén.

Era  solitaria y odiaba los homenajes. Pensaba que la única vía para trascender era el conocimiento. Tenía pocos amigos y cocinaba mal, en cambio el café árabe le quedaba delicioso. Era zurda y siempre tenía un pañuelo desechable en la mano para calmar su ansiedad. Gustaba del chocolate de naranja y de la comida china. No tomaba alcohol.

Escribía a mano y editaba cortando con una tijera los párrafos que luego pegaba en otra hoja. Cuando comenzó a utilizar una computadora, entraron a robar y se llevaron su computadora.

Pensadora apasionada de la conciencia humana quería que su auditorio también cultivaran su inteligencia. Generosa al compartir su conocimiento y sabiduría; fue recta y vivía conforme pensaba.

Antes de morir (octubre del 2000) hizo su testamento, tal vez la presintió; la escogió como su albacea. Escogió una morada donde reposar de piedra gris y portón negro, en el panteón francés; para hacerla cálida la decoró con talavera color azul y blanco, que fue a buscar a Coyoacán.

En ocasiones era como una niña, que necesitaba protección o guía; le hablaba con urgencia en situaciones en que en realidad necesitaba un taxi. En el fondo era frágil y no olvidó su pasado y origen. Decía que el mundo era duro e imprevisible. Publicó 25 libros. Falleció antes de los 53 años de infarto. Dejó un vacío intelectual difícil de llenar.

“El final de los tiempos ya ha ocurrido otras veces, somos unos sobrevivientes rescatados”.

Alberto Ruy Sánchez:

Era de una cordialidad inquisitiva, gustaba de conversaciones intensas que enriquecieran el diálogo. Tenía profundidad pero también sabía reír. Sabía cultivar la paradoja. En su libro sobre la cultura Árabe, explica las paradojas de los árabes con la verdad, con la palabra, con la libertad o la falta de ella en las mujeres. Las cosas no son lineales, a veces son más de lo que parecen o lo contrario de lo que parecen; tenía la capacidad de decir una afirmación negando algo, o negar algo haciendo una afirmación. Era capaz de una empatía con las causas sociales que le tocaron, sin complicidad ni complacencia. Fue respetada por Octavio Paz, porque tenía la capacidad de cuestionarlo.

Tenía un conocimiento enciclopédico, sabía enseñar y difundir el conocimiento. Desempeñó un papel parecido a la intermediación, como la que hicieron los árabes, al conservar y difundir el conocimiento griego, chino y otros, después de 10 siglos, contados a partir del incendio de la biblioteca de Alejandría hasta el surgimiento del Renacimiento; conocimientos fundamentales para el desarrollo de la cultura occidental.

Con la aparición de las madrazas desaparece la intermediación.

Jorge Castañeda:

Conoció a Ikram Antaki, a través de su esposo Fabian Soto de quien era amigo, ella quería escribir en Le Monde Diplomatic y el ya trabajaba ahí.

De igual manera, durante la primera guerra del golfo pérsico, la recomendó para hacer una corresponsalía en México sobre esa guerra para el programa radiofónico de José Gutiérrez Vivó.

Decidió quedarse en el país, lo escogió y lo adoraba. Sentía admiración por las virtudes de los mexicanos, pero también tenía un espíritu demoledor, no se medía en sus juicios, críticas y condenas a todo lo que son los defectos de carácter del mexicano; su crítica no era complaciente. Su visión del país no era la misma que tienen la mayoría de los extranjeros.

Maruan Soto:

Su madre falleció antes de la aparición del internet, por ello no conoció esta transformación social. Transmitió su conocimiento a través de artículos periodísticos, libros, por el medio radiofónico, por algunas intervenciones televisivas, conferencias.

Una década después de fallecida, todo cambió en Siria, una parte de la familia murió por la guerra y otra emigró a otros países. 

El Estado Islámico destruyó El Arco de Triunfo de Palmira en 2015. Sus últimos estudios fueron sobre la República y el Estado. Fue cerrando ciclos de estudio sobre el mundo árabe, sobre México, etc.

Nunca fue admitida en el mundo académico, encontró resistencias pero también voces con quien dialogar. Pocos eras sus amigos que comían en su casa. Tuvo un pesimismo filosófico. Y una relación amor – odio con nuestro país.

———

Transcribió: gerardomorah

Algo sobre el deber ser jurídico.

gerardomorah

I

Este estudio es especulativo y se han realizado ciertas modificaciones.

En lugar del ser, hablaremos de seres, de tipo humano, es decir, seres humanos.

En vez de deber ser, diremos deber hacer de los seres humanos.

El deber, consistirá en la conducta socialmente esperada.

El hacer, se referirá a la realización, ejecución o acción de algo.

El deber hacer, es un concepto formal (abstracto) de contenido de la norma preceptiva jurídica y contiene la hipótesis, presupuesto jurídico o conducta humana esperada por la colectividad específica atendiendo a un nivel de conciencia madura y generalizada.

No aspira a la comprensión de valores que no todos entienden, ni a fundamentarse en el temor a la sanción; sino a algo más pragmático como la conciencia, a “darse cuenta” de las conductas apropiadas para la convivencia en sociedad.

La conciencia no se limita al aspecto racional, sino que comprende el sentimiento, la equidad, la piedad; lo que lleva a lo razonable ponderado.

Ejemplos de deber hacer:

Debes respetar la vida de los demás.

Debes respetar la libertad de los demás.

Debes respetar los bienes de los demás.

Debes respetar las instituciones colectivas.

Debes respetar la democracia colectiva.

Que serían más o menos las normas usuales de variadas teorías de derecho natural.

II

El Lenguaje de la conciencia son los pensamientos, y estos se expresan a través de palabras de manera preponderante. Con las palabras se generan discursos articulados a través de argumentaciones, compuestas de proposiciones relativamente lógicas. Cómo no hay ni una razón, ni lógica, ni sentimiento, ni equidad, ni piedad; común entre todos los seres humanos, se debe recurrir a un punto medio entre los distintos discursos, para llegar a formular esa conciencia madura y generalizada.

III

El planteamiento del deber ser suena metafísico o determinista, y entraña una obligación inmanente. En cambio el deber hacer suena obligatorio pero en un sentido propio o personal o particular , es relativo al contexto social, es igualmente vinculativo pero ya no por una pura estructura formal de poder estatal mediante el procedimiento legislativo.

La validez formal de la norma preceptiva jurídica deviene de cómo se elabora y quién la elabora; la validez material de la norma preceptiva jurídica deriva de la interpretación a través de la jurisprudencia, se trata de la norma aplicada al caso concreto vivo.

Hay una validez más, de tipo subjetivo, la que cada ciudadano reconoce en el precepto por considerarla correcta, apropiada, cierta, verdadera.

Retrato de Jaime. Ficción

Retrato de Jaime. Ficción

gerardomorah

Con suaves movimientos de sus manos dibuja montañas, horizontes, cauces de río. Sus dedos delgados de pianista no generan música, crean imágenes.

En sus ojos claros y apacibles no hay trazos de adversidad o penuria. Su hablar es pausado y entonado; su decir elocuente y con autoridad.

Su talento primordial es el de contar historias.

“Kanu -el de mirada firme-, ha cumplido trece primaveras y debe cumplir con la tradición de la tribu de ascender la montaña madre y pernoctar durante tres lunas, tiempo durante el cual debe cazar un conejo, una serpiente y un ave de plumaje verde. Si cumple su encomienda con éxito será sometido al ritual de iniciación a la edad adulta y a la integración a la comunidad con plenos derechos, al matrimonio y a la participación social y política.

Pero Kanu quedó huérfano desde su sexta primavera cuando su padre abandonó la tribu al seguir a una bella mujer de otro poblado, quebrantando un tabú local que estigmatizó y generó una responsabilidad derivada hacía él y su madre.

Su encomienda por lo tanto comporta cierta penalidad añadida traducida en una mayor dificultad para llevarla a cabo.

A su arco solo acompañaría una flecha, el cuchillo, y un tutor sumamente joven para adiestrarlo sobre los peligros de las cuevas.”

Somos bachilleres y estamos en el interior del salón de clases, aprovechamos el momento de un receso interclase.

Quizá algún día específico de la semana, visita a un familiar de edad avanzada y, reunidos en su estudio, con la biblioteca a sus espaldas y en sendos sillones, recrean historias como la que ahora me cuenta, y es allí donde la imaginación de Jaime se desborda.

Sobre el Homo Sacer.

gerardomorah

Rubén Ávila.

Del mundo romano nos llega a través del Festo, en su tratado La significación de las palabras, que es la representación hecha carne de la definición de nuda vida. «El Homo Sacer es aquél individuo que ha sido juzgado por el pueblo debido a un delito cometido por él, pudiendo darle muerte cualquiera sin ser considerado homicida».

El Homo Sacer es áquel que se encuentra más allá de la vida y la muerte, suspendido en la esfera del soberano, que puede decidir quién puede ser asesinado sin considerarse delito.

Durante el tercer Reich, los judíos eran despojados de su ciudadanía antes de ser encerrados en los campos de concentración. La ley se aleja y los campos se convierten en el lugar donde «todo era posible».

Durante la revolución Francesa, todos los acusados de traición a la patria, antes de pasar a la guillotina, eran despojados de su ciudadanía formal; antes de morir dejaban de ser ciudadanos franceses.

El Homo Sacer actual, lo podemos encontrar en los Centros de Internamiento de Extranjeros.

Fuente:

//https://filosofía.laguia2000.com/filosofando/homo-sacer

_____

La frase «Homo Sacer» proviene del latín y se traduce al inglés como el hombre

«bendito» o el «maldito».

El termino se refería a alguien que estaba sujeto a ciertas reglas únicas; no tenían la misma protección contra daños que un ciudadano común. La práctica de nombrar a estos individuos, que en general podrían denominarse parias, continuó hasta el momento de la implementación del habeas corpus en Inglaterra en el siglo XVII.

Los expertos que contemplan el término «combatiente ilegal» en el siglo XXI, señalan que restablece algunos de los aspectos clave que se aplicaban al homo sacer clásico, es marcado como no merecedor de ciertos derechos descritos en la Convención de Ginebra.

Hay un amplio desacuerdo sobre la legalidad de los escenarios modernos de «prisioneros de guerra» en la lucha contra el terrorismo.

Fuente:

//https://spiegato.com/es/que-significa-homo-sacer

_____

Opinión de gerardomorah.

¿Qué es de lo primero que despojan al homo sacer?

De su ciudadanía, de su reconocimiento como persona perteneciente a un Estado o de un estatuto que lo reconozca con personalidad jurídica, independientemente de la circunstancia: inmigrante, prisionero de guerra, terrorista. Quedan en tierra de nadie, en un limbo indefinido y abstracto.

¿En dónde quedan los derechos humanos?

Quedan vinculados formalmente a la persona jurídica y al ciudadano. De tal manera que una es la persona física y otra la persona jurídica reconocida por el Estado.

La realidad y la existencia de una persona física pasa a depender de la regulación jurídica, si no es reconocido no existe y si no existe no cuenta con derecho alguno.

Y sin derecho alguno cabe cualquier acto en su contra sin que sea recurrible o sancionable.

¿Qué es más real, la persona física o la ficción jurídica de su reconocimiento como persona?

El ente Estado mediante la estructura Derecho, es ciego ante lo no registrado formalmente por las instituciones, es decir, ignora la realidad de lo que no es capturado jurídicamente. Es parecido a la verdad histórica de un hecho delictivo, sólo lo que aparece en la carpeta tiene validez y existencia.

¿Cómo puede subsanarse este punto ciego jurídico?

El ente abstracto Estado funciona mediante los funcionarios públicos, que tienen el criterio para contemplar estas situaciones, les falta la voluntad de resolverla, por ejemplo en el caso de los inmigrantes: levantando un acta simple de constancia de alguien que se presenta con nombre, domicilio, nacionalidad. En el caso de los prisioneros de guerra y terroristas se trata de políticas de Estado, pero son susceptibles de cometer asesinatos y tortura, y si bien son impunes localmente, internacionalmente pueden ser acusados de esos delitos.

¿Cuáles son las diferencias entre persona física, persona jurídica y ser humano?

Persona física soy yo y quien esto lee nacidos en este mundo y universo. Persona jurídica soy yo y quien esto lee, siempre y cuando sea formalmente un ciudadano reconocido de un país cualquiera. Ser humano soy yo y quien esto lee sin condiciones, de nacimiento, valores, cordura, cultura.

Algo sobre la Teoría de la Justicia de John Rawls.

gerardomorah

Hace treinta años leí un texto relacionado con la Teoría de la Justicia de John Rawls, en la Biblioteca Central de la U.V., y no me gustó el texto.

Ahora que leí otro texto relacionado, pienso que quizá no entendí el contexto o no cumplió la expectativa de una justicia judicial.

El autor lo que hizo fue una fórmula de lo que llama justicia política o institucional, nada que ver con jueces ni sistema jurisdiccional.

Tres elementos conforman su fórmula: libertad (civil), igualdad (de oportunidades) y la referencia distributiva de los que más tienen aporten a los que están peor.

De igual manera imagina una situación ideal llamada «velo de la ignorancia» en donde cada persona ignora quién es, si es hombre, mujer, rico, pobre, occidental, oriental. sudafricano, eslavo, sano, enfermo, etc. y por un principio de egoísmo cada quien da recíprocamente si el otro igualmente da.

Es una fórmula teórica filosófica orientada, a mi parecer, hacía políticas públicas del estilo de Bardach.

En un principio su fórmula no requiere de un concepto del bien, y la igualdad a que hace referencia es de tipo económico.

Se enfrente a tres tipos de críticas, principalmente:

1.- Ultraliberales: que apoyan al Estado mínimo, avocado a la policía y a garantizar las libertades; para ellos la propiedad privada es un derecho natural y el reparto de sus bienes significa un robo.

2.- Comunitaristas: la igualdad de oportunidades de tipo económico no es suficiente, porque las desigualdades también son producto de relaciones de poder.

3.- Cosmopolitas: no funciona la fórmula en regímenes no democráticos. No funciona la fórmula en un mundo globalizado. La respuesta es que no hay un Estado mundial que imponga coactivamente su soberanía.

La Corte Suprema de E.U., deroga Roe vs Wade y elimina el derecho constitucional al aborto en ese país.

gerardomorah 24 de junio de 2022

“Caso Dobbs vs la organización de salud femenina Jackson.

La organización Jackson buscaba que fuera posible abortar en cualquier momento del embarazo. Su principal argumento era que la ley de Mississippi violaba los precedentes de la Corte que establecen que el aborto es un derecho constitucional.

La ley de Mississippi prohíbe el aborto después de las 15 semanas de embarazo a menos de que sea un caso médico de emergencia o que exista una anormalidad fetal severa.

La Corte, con votación de 6 contra 3, fallaron a favor del Estado de Mississippi, anulando dos precedentes clave: Roe vs Wade de 1973 y Planned Parenhoud vs Casey de 1992.”

Al parecer, los integrantes de la Corte realizaron un activismo pro activo con la decisión de fallar más allá del caso particular del Estado en particular. Supongo que lo normal hubiera sido fallar a favor de Dobbs o del Estado de referencia y hasta ahí, argumentando la especificidad local.

En mi opinión, una Corte no es un templo que dicte reglas morales, tampoco una Academia que resuelva dilemas filosóficos; es una institución abocada a resolver conflictos interpersonales, aplicando la ley vigente, y dando a cada quien lo que le corresponde.

Si durante 50 años, lo de casi dos generaciones, estuvo vigente la ley, cuya progresiva adaptación es a nivel mundial. ¿Cuál es la verdadera razón para echarla abajo?

Posiblemente un enfoque de política conservadora, un grupo o clase con valores e ideas imperantes que considera verdades absolutas y pretende imponerlas a grupos con otros valores e ideas. ¿Es esa una forma de resolver un problema o de complicarla más?

Es a considerar lo siguiente:

  1. La vida no es un derecho, es un don de la naturaleza.
  2. No hay un derecho al aborto, porque no le corresponde al Estado o al legislador establecerlo, no tienen porqué decidir quien vive o quien muere; no son los dueños de la vida de nadie. Lo que existe es una regulación de una situación.
  3. La interrupción del embarazo, entra dentro de la esfera de la libertad personal de la mujer, es una potestad derivada de poseer un aparato reproductivo que la naturaleza le ha proporcionado.
  4. Un hijo es una responsabilidad de por vida, y puede ser una carga económica o existencial, si no es deseado.
  5. Se trata de que las leyes no sean invasivas o menoscaben la libertad personal integral. Si el  aborto es condenable, que lo sea en la conciencia de las mujeres de acuerdo con sus creencias, principios y valores, no por terceros ajenos a la condición humana particular.
  6. Si se toman medidas complementarias, políticas públicas, como las de limitar las píldoras anticonceptivas o de alguna manera impedir viajar a clínicas abortivas en otros Estados, serán medida inquisitoriales propias de delitos graves como el narcotráfico.
  7. La medida puede interpretarse como un tutelaje institucional el control de los abortos, y llegar a considerar a las mujeres como rehenes de su propio cuerpo.
  8. Ese control también puede tener como consecuencia el hacer a un lado a una competencia laboral, profesional, política, etc., y a satisfacer a esa necesidad de tener que sojuzgar a alguien.

____

Fuente:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-61931071